Algunas definiciones de Esoterismo



Las personas interesadas en las temáticas de la religión, la espiritualidad, solemos hablar de esoterismo muchas veces sin tener plena conciencia de su real significado, y aun más, sin saber si nuestros interlocutores entiendo lo esotérico de la misma forma en que lo planteamos, lo que puede llevar no solo a un error de conceptos, sino que a una banalización o oscurantismo con respecto a una parte, no tan solo constituyente de lo religioso, sino que para muchos al corazón mismo de toda espiritualidad.

Esóterismo viene del griego esoterikós, donde "eso" significa adentro e "ico" relativo a; osea sería lo relativo a lo interno, algo solo conocido por aquellos que están adentro.. Platón, en su diálogo Alcibades, utiliza la expresión "las cosas internas"; para Aristóteles, era la filosofía solo entendida por los eruditos. En 1701,Thomas Stanley en su libro History of Philosophy utilizo el término esotérico por primera vez en la lengua inglesa, luego en 1820, Jacques Matter en su Historie Critique du Gnosticisme, acuñaría el sustantivo en francés, siendo luego en la década de 1850 popularizo por Eliphas Levi donde el esoterismo es la verdad que se encuentra en todas las religiones y que las explica a todas.

Pierre A. Riffard en su Dictionnaire de l'ésotérisme, define al esoterismo como “una enseñanza oculta, doctrina o teoría, técnica o procedimiento, de expresión simbólica, de orden metafísico, de intención iniciática" siendo por ende "una enseñanza que adopta la forma de una doctrina secreta o de una organización iniciática, de una práctica espiritual o de un arte oculto", En su trabajo L'ésotérisme. Qu'est-ce que l'ésotérisme? delinea nueve constantes para definir un esoterismo:

1) La disciplina del arcano
2) La impersonalidad del autor
3) La oposición entre lo esotérico y lo exotérico
4) Lo sutil
5) Las analogías y correspondencias
6) El número formal, lo que se trata de elegir la aritmética simbólica como clave por excelencia
7) Las ciencias ocultas
8) Las artes ocultas
9) La iniciación

Además en su libro L’Esoterismo, Riffard, clasifica el esoterismo en:

a) Esoterismo estático. Es al cual se accede a través de la inducción de breves e intensos estados de conciencia, en el que la exaltación es el factor predominante. En este tipo de esoterismo, la posesión y de mediumnidad juegan un papel clave, donde el iniciado ya no es el mismo, pues sucumbe a la manía, siendo arrastrando por esta. En este sentido, Riffard cita la conocida tragedia de Eurípides, Las Bacantes, que ilustran las prácticas de los fieles de Dionisio, conocido como las bacantes, y las Ménades.

b) Esoterismo Metafísico. En esta forma, el esoterismo es un medio, es una herramienta, no se presenta como espiritual, sino como material, o más bien, como un esoterismo materializado. Este tipo de esoterismo también puede asumir formas doctrinarias, filosóficas, especulativas y teóricas, basándose en el conocimiento y, en consecuencia, la vía iniciatica coincide con la gnosis. En el mundo contemporáneo, Rudolf Steiner representa el tipo ideal del esoterista metafísico. En el Hinduismo, el Vedanta representa la forma de esoterismo metafísico por excelencia.

c) Esoterismo Operativo. Este tipo de esoterismo no es esencialmente práctico, pero opera en el contexto de las prácticas que no están condicionadas a la iniciación, sino que más bien, a las condiciones que el iniciado acepta. Esta condición está constituido por los esfuerzos, la actividad ... Aquí el hombre se convierte en un hombre completo,  lo que significa que se da cuenta plenamente de su naturaleza. Por lo tanto, el Esoterismo Operativo, deriva de la noción de que el mundo necesita ser completado y que el hombre necesita perfeccionar a sí mismo.

d) Esoterismo simbólico. Nos recuerda en esencia, el mundo imaginario, que no es ni enteramente espiritual ni totalmente material, sino una combinación de ambos. Este tipo de esoterismo esta basado en dos principios: el primero de carácter "panteísta" y el segundo de una naturaleza "pan cósmica". El primero busca lo divino en la naturaleza,siendo la figura más típica de este tipo de esoterismo Paracelso. La segunda forma busca la naturaleza en lo divino, coloca a Dios con sus cósmicos atributos cósmicos y justifica su naturaleza espiritual a partir de datos de la naturaleza: la figura más característica de este tipo de esoterismo es Jakob Boehme.

Sobre este esquema, para Riffard el gnosticismo no sería "metafísico", sino más bien, una forma 'simbólica' de Esoterismo; el descenso progresivo de los eones, los encuentros con Cristo narrados en los evangelios gnósticos son imágenes,no ideas o hechos.

Por otra parte, otro estudiosos francés del esoterismo, Antoine Faivre en su trabajo L’Esoterismo, storia e significati, propone la presencia de seis características fundamentales o componentes (en contra de la clasificación de Riffard), distribuidos en un grado variable de acuerdo con el contexto histórico en el que se produce:

1) Las correspondencias. Existen correspondencias reales y simbólicas entre todas las partes del universo visible e invisible, la antigua noción del microcosmos y el macrocosmos ... dos tipos de correspondencia pueden ser identificadas; en primer lugar, las existentes entre la naturaleza visible e invisible, por ejemplo, entre los siete metales y los siete planetas, entre los planetas y las partes del cuerpo o el carácter (o la sociedad) humana, por lo tanto, lo que forma la base de la astrología; en segundo lugar, las relaciones observadas entre el mundo natural y las regiones invisibles de los mundos supercelestiales.

2) Vivir la Naturaleza. El cosmos es complejo, plural, jerárquico - como se ha demostrado previamente cuando se refiere a las correspondencias. La Naturaleza, por tanto, ocupa una posición estratégica. Estratificada, lleno de toda clase de potenciales revelaciones, que deben leerse como un libro.

3) La imaginación y la mediación. Estos dos conceptos están relacionados entre sí, son complementarios. La noción de correspondencia transmite una forma de imaginación propensa a identificar y adoptar las mediaciones de todo tipo, incluyendo los rituales, las imágenes simbólicas, los mandalas, los espíritus intermediarios ... Según Faivre, probablemente esta noción de mediación puede sugerir una distinción entre lo místico y lo esotérico. Para simplificar, podemos afirmar que el místico - en el sentido tradicional de la palabra - se esfuerza por lograr la abolición de imágenes e intermediarios, lo que constituye, como lo hacen, un obstáculo en su unión con Dios. Por el contrario, un esoterista está más interesado en los intermediarios que se presentan a la visión interna de su imaginación creativa, que en la búsqueda de una unión con lo divino; él prefiere estar de pie en la escalera de Jacob a lo largo de la cual, los ángeles (y posiblemente otras entidades) suben y descienden en lugar de progresar aún más. Esta distinción posee una exquisita práctica de valor; de hecho, puede ocurrir que exista una abundancia de esoterismo entre los místicos (Santa Hildegarda), e igualmente una tendencia al misticismo se puede observar en muchos esoteristas (Louis-Claude de San Martín). La imaginación permite que estos intermediarios, estos símbolos, estas imágenes, puedan ser utilizadas con el propósito de gnosis, para penetrar en el jeroglíficos de la Naturaleza.

4) La experiencia de la Transmutación. Si no consideramos la experiencia de la transmutación, como componente esencial, las nociones a las cuales nos referimos no superaría los límites de una forma de especulación espiritualidad. La importancia del elemento iniciático, asociado con términos como esoterismo, gnosis, y alquimia es ampliamente reconocido. La "Transmutación", en el presente contexto, es un término tomado de la alquimia, que parecería ser más apropiada e incluso podría interpretarse como una "metamorfosis". El objetivo es no dividir el conocimiento (gnosis) y la experiencia interna, o la actividad intelectual, y la imaginación activa, si quiere llevar a convertir la plata en oro. El estado conocido como gnosis por las corrientes occidentales modernas del esoterismo es, en lo general, entendido en el sentido moderno del término, el conocimiento iluminado que conlleva un "segundo nacimiento". Una parte importante del corpus alquímico, en particular de comienzos del siglo XVII, parecía apuntar menos a describir experimentos de laboratorio en sentido figurado, que en presentar una serie de pasos involucrado en la transmutación: Nigredo (muerte, decapitación del material crudo o del hombre viejo), Albedo (blancura), Rubedo (enrojecimiento, piedra filosofal). Una comparación se ha sugerido con las tres etapas del misticismo tradicional: la purgación, la iluminación, la unificación. En este contexto se habla con frecuencia que la transmutación puede o bien implica una partícula de la Naturaleza o el propio experimentador.

5) La práctica de la concordancia. Este concepto no está reservada únicamente al Esoterismo Occidental, sino que marca el inicio de la era moderna (en línea con la Philosophia Perennis), que emerge al final del último siglo en una forma modificada y más contundente. Una tendencia que se subraya la necesidad de establecer un denominador común entre dos o más, o incluso entre todas las tradiciones, con la esperanza de lograr la iluminación, una gnosis superior .. ... Expresa el deseo de no sólo eliminar todas las diferencias o revelar las armonías entre las diferentes tradiciones religiosas, pero en particular, lograr la gnosis que haría iluminar y unir una serie de tradiciones, con miras a revelar al hombre inquisitivo - más bien en el sentido fotográfico del término - una imagen del tronco vivo oculto del cual,  las diferentes tradiciones espirituales, representan meramente las ramas visibles.

6) La transmisión. Pone énfasis en la transmisión, a cual, se refiere a que las enseñanzas esotéricas pueden y deben ser transmitidas por un Maestro a un discípulo a través de una vía previamente establecida. Este es el precio a pagar por un "segundo nacimiento". Dos nociones específicas se asocian con este ocurrencia:  a) La validez del conocimiento transmitido a través de la filiación, la "regularidad" o autenticidad referida a la ligazón con una tradición vista como un conjunto orgánico, cuya integridad debe mantenerse intacta); b) la iniciación, generalmente realizada entre Maestro y discípulo (la auto-iniciación no se puede realizar). La importancia de estas condiciones, en la génesis y el desarrollo de las sociedades iniciáticas, secretas u ocultas en Occidente es ampliamente reconocida.

En muchos sentidos, la definición y características de lo esotérico propuesto por Faivre, nos recuerdan a lo señalado por autores que adhieren a la escuela tradicionalista" "perennialista", como Guenon, Coomaraswamy, Schuon, etc

Para Kocku von Stuckrad en su "Western Esotericism. A Brief History of Secret Knowledge" precisa que más allá de las definiciones academicas, «el esoterismo se entiende más bien como una visión particular del mundo, que surgió en la filosofía natural, las tradiciones religiosas y literarias. Lejos de considerarlo como algo exótico, ilógico u obscuro, la investigación moderna pretende presentar el esoterismo como un componente estructural de la historia europea de la religión y la cultura, al tiempo que desempeña un papel importante en la evolución de la modernidad».

Para terminar, una cita de Rene Guenon de su escrito Ésotérisme et exotérisme; en donde señala que «el esoterismo desarrollaba y completaba, dándole un sentido más profundo que no estaba contenido allí sino como virtualmente, lo que el exoterismo exponía bajo una forma demasiado vaga, demasiado simplificada, y a veces más o menos simbólica..».


Yerko Isasmendi ®

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.