Los Visconti y el simbolismo del Tarot . Parte I


Una de las cosas interesantes de los pocos libros sobre el Tarot escritos por académicos es que generalmente estos conllevan una nueva teoría sobre su origen, y una de las más interesantes es la planteada por la Dra Helen Farley(1) en su libro “A Cultural History of Tarot. From Entertainment to Esotericism”, la cual parte de la base que el inventor del Juego de Triunfos sería el Duque de Milán Filippo Maria Visconti, razón por la cual, en la vida del Duque y su familia habría que buscar los significados de las cartas de los primitivos Tarots.

Farley hace notar que la primera sugerencia intrigante sobre la identidad del inventor del tarot es una carta escrita en 1449 por un capitán militar veneciano llamado Jacopo Antonio Marcello. Dicha carta acompañaba un regalo de cartas de Tarot (carte de trionfi) destinada a la reina Isabel de Anjou, la consorte del rey René I, Duque de Lorena. En dicha misiva Marcello afirmaba que las cartas habían sido pintadas por el artista Michelino da Besozzo e inventadas por el Duque Filippo. Información que se relaciona y refuerza por las palabras escritas en 1.440 por el secretario y biógrafo del Duque,  Pier Candid Decembrio(2): «Filippo Maria desde su juventud tuvo el hábito de jugar juegos de varios tipos. A veces se ejercitaba con la lanza, a veces con una pelota, pero jugaba principalmente ese tipo de juego en el que usan imágenes pintadas, por las que estaba tan inmensamente atraído que llego a comprar un conjunto completo de ellas en 1.500 piezas de oro, la persona responsable de ellas era su secretario principal, Mariano de Tortona quien ordenaba las imágenes de los dioses, y las figuras de animales y pájaros con la mayor inteligencia».

En base a los documentos administrativos de los tribunales italianos se sabe que por esa época circulaba un gran número de cartas pintadas a mano, habiendo sobrevivido hasta nuestros días unos veinte mazos incompletos del siglo XV. De estos veinte mazos tres de ellos destacan por ser los más antiguos y completos; se cree que fueron pintados por el artista Bonifacio Bembo(3) aunque otros artistas han sido nominados. Dos de las cubiertas fueron creadas para el Duque Filippo María Visconti y la otro para Francesco Sforza, quien posteriormente gobernó Milán y se casó con la hija ilegítima de Filippo, Bianca Visconti.

Los mazos son:
1.- Visconti di Modrone nombrado así por su antiguo propietario, se cree que es el mazo más antiguo existente.
2.- El segunda mazo hecho para el duque Filippo Maria Visconti se conoce como el mazo de Brambilla, se cree que fue pintado entre 1442 y 1445.
3.- El tercer conocido como el mazo de Visconti-Sforza, fue pintado para Francesco Sforza y su esposa Bianca. Es la más reciente y la más completa de los tres mazos.


En base a estos datos Farley  comenta «Parece probable que el Tarot fue inventado en la Corte de Milán, tal vez por el Duque Filippo Maria Visconti, tal como lo declaró Jacopo Antonio Marcello en su carta a la reina Isabel. De todas maneras no tiene importancia que la identidad del creador del Tarot(4) no pueda ser confirmada. Las cartas si no fueron inventadas por el duque Visconti, ciertamente fueron elaboradas para el Duque y el simbolismo exhibido en los triunfos sin duda fueron concebidos por ser de una particular relevancia para él»(5).

Esta es la idea base sobre la cual Helen Farley elabora su hipótesis, puesto que al ser dos de los mazos creados específicamente para el Duque Visconti, las imágenes y alegorías que los decoran sin duda tuvieron que tener una relación con su vida. Esta teoría es reforzada por la presencia del escudo de armas de los Visconti en varias de las cartas. Para la académica las evidencias de esta relación directa con la vida de los Visconti pueblan todo el mazo, y señala el cabello rubio de los personajes pintados en la cartas de estos mazos como una alusión directa a la herencia franca de la familia Visconti, ya que «su bella coloración se destacaba en contraste con la oscuridad de la mayoría de los italianos, incluso en el norte del país. La excepción de la familia era Filippo Maria, de pelo oscuro y tez oscura, lo que sugiere que los triunfos del tarot representaban la fortuna de la familia Visconti en su conjunto, y no sólo la de Filippo María»(6).

Pero las pruebas más contundentes según la catedrática serían los mismos Triunfos, por lo cual procede a analizarlos en la secuencia descrita por el poeta Giovanni Battista Susio en el siglo XVI con dos excepciones: el emperador, la emperatriz, el papa y la papisa que los considerados como un grupo, al igual que las cartas que representan las Virtudes Teológicas.

El Mago / Il Bagatella: Como bien señala Farley en la carta del Il Bagatella(7) estamos ante un malabarista, un anfitrión o un hacedor de trucos callejero. Aunque en mazos posteriores la imagen de un prestidigitador se explicita gradualmente cada vez más, en el mazo de  Visconti-Sforza su papel es más ambiguo y podría representar a un comerciante o artesano(8). Su relación con los estratos más bien humildes y marginales de la sociedad renacentista se refuerza por el uso del color rojo de sus vestimentas, ya que dicho color sólo se consideraba apropiados para miembros de la sociedad de mala reputación como los soldados de infantería, los verdugos, jugadores y vividores. Pero este triunfo es difícil de hacerlo encajar en la teoría de Farley, a lo sumo representa a «los comerciantes, los artesanos y los artistas que eran comunes en la cultura renacentista y fueron representados a menudo en el arte de la época. La figura puede haber sido una referencia a un tema común en la cubierta del Tarot, la  idea de todas las personas son igualmente susceptibles a los caprichos del azar; siendo Il Bagatella una representación del el azar en su forma más inocua e impotente»(9).


Poder Temporal y Espiritual: El Emperador y Emperador, el Papa y La papisa: Estas cuatro cartas representarían según esta teoría las relaciones complejas de la familia Visconti con el poder del Emperador y del Papado. Recordemos que desde el siglo XI las relaciones entre el poder temporal y el espiritual se comenzaron a volverse tensas por el deseo de un grupo dentro de la Iglesia de tratar de eliminar la capacidad de la Emperador para nombrar a un papa. Esto desemboco en una larga disputa en la cual se formaron dos bandos: los Guelfos que apoyaban a la Iglesia y los Gibelinos que apoyaban al Emperador. Los Visconti tuvieron que ser cautos para subsistir y mantener su poder en esta tumultuosa situación. Se sabe que en 1.354 donaron 50.000 florines y otros 150 000 para otros gastos para la coronación de Carlos VI de Bohemia y que unos años más tarde la familia Visconti ascendió a la condición principesca en 1395 cuando Giovanni Galeazzo recibió el título ducal del emperador Wenceslas, siendo desde ese momento reconocido como el duque de Milan.

Por otro lado, los Visconti tenían relaciones fuertes con el papado, recordemos que en 1.262 Ottone Visconti había sido nombrado Obispo de Milan y en 1.417 su relación con el papado se vio reforzada a través del ascenso a la Silla de Pedro de un amigo íntimo de la familia, el papa Martin V.

Por lo cual, para Farley los triunfos del Emperador, la Emperatriz y el Papa(10) son meras representaciones de los poderes con los cuales los Visconti tuvieron que lidiar para convertirse en los gobernantes de una ciudad estado fuerte y rica.

La Papisa sería el retrato de la hermana Mainfreda da Pirovano, miembro del movimiento herético religioso de los Guglielmitas(11) y que llegaría a convertirse en papisa de dicho movimiento. La hermana Mainfreda era prima en primer grado de Matteo Visconti; y se sabe que Bianca Visconti (esposa de Francesco Sforza e hijo de Filippo Visconti) era admiradora de su pariente Mainfreda y de Gugliedma, a quienes los Guglielmitas la consideraban una encarnación del Espíritu Santo(12). Pero el tema es dudoso para Farley, ya que este Triunfo ocupa junto al embaucador callejero y los poderes despreciados por la rica familia Visconti (emperador – papado) una posición baja en el mazo, por lo que postula que la Papisa representaba probablemente a la Inquisición, en base a las malas relaciones que los Viscontis tenían con esa institución(13), muy exacerbada por la ejecución de la Hermana Maifreda. No sólo el Sacro Imperio Romano esta representado en los triunfos del Emperador y la Emperatriz, sino que también la Iglesia y su instrumento disciplinario, la Inquisición(14).



Yerko Isasmendi ®

Parte II



Notas

1) Investigadora Honoraria de la Escuela de Investigación Histórica y Filosófica de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales  de la University of Queensland, Australia.
3) Pintor y miniaturista italiano, fue empleado por Francesco y Bianca Sforza, y más tarde por su hijo Galeazzo Maria Sforza, para crear frescos, restaurar obras de arte y emprender proyectos que incluían la pintura de cartas de tarot. 
4) El profesor y experto en la historia del Tarot Andrea Vitali en su ensayo “Il Principe L'ideatore del Ludus Triumphorum” analiza la hipótesis que sugiere que el creador del Tarot o más bien del Ludus Triumphorum fue el Príncipe Francesco Antelminelli Castracani Fibbia.
5) A Cultural History of Tarot, pág. 39
6) Ibis 51
7) Ibis 52 
8) El Mago es el nombre del primer arcano del Tarot, carta que guarda estrecha relaciones con la carta del loco. Relaciones que van más allá de la lectura descendente de los mazos, sino que en la misma esencia de la carta hoy llamada del Mago. Si nos remontamos a los primeros mazos, veremos que estamos ante un personaje distinto del asociado con : la fuerza, la guía, sabiduría, confianza, principio activo y un largo etc .. Pues más bien estamos ante Il Bagatella, un prestidigitador, un hacedor de trucos callejeros de poca monta y medio estafador. Desde un punto de vista religioso renacentista seria quién induce al pecado, ya que nos entretiene y seduce con figurillas y bagatelas apartando nuestra mente de Dios, diría el monje cisterciense Lorenque de Zamora.
9) Varios mazos antiguos relacionan a este triunfo con un artesano, desde el artesano de semblante sombrío y austero como en el mazo de Mantegna hasta los alegres zapateros de Dellarocca y de Perrin, siendo el Il Bagatto de Dellarocca muy interesante, pues además se nos presenta como un amante del vino, que cambia el martillo por una copa de vino, mientras su mirada picara y su nariz roja refuerza la imagen de miembro de la marginalidad. 
10) Paul Huson en su libro “Mystical Origins of the Tarot” postuló que la figura representa al Papa Nicolás V, quien supuestamente ocupó el cargo cuando las cartas fueron pintadas. Pero de hecho, Nicholas V ocupó el cargo entre 1447 y 1455 algún tiempo después de la creación del mazo Visconti-Sforza.
11) Dentro de los movimientos de espiritualismo místico del siglo XIII se cuenta el de los guglielmitas que, agrupados en Milán en torno de cierta Guglielma, de la familia real de Bohemia, esperaban la realización de la tercera edad Joaquinita.
12) Ver el ensayo “La papisa Maifreda. Análisis del triunfo de la Papisa en la baraja de de Pierpont Morgan”  
13) Recordemos que Matteo Visconti expulsó a la Inquisición de sus tierras y odiaba al Papa Juan XXII
14) Se pensaba que la secuencia de triunfos representaba la historia pelea entre los guelfos y los gibelinos. Samuel Weller Singer, un historiador de los juegos de cartas del siglo XIX, repitió tal afirmación, aunque dudaba de su veracidad.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.